top of page

ELVIRA CUERVO DE JARAMILLO

Gestora cultural y ganadora del

IV premio MAMBO a la Filantropía en las Artes

Screen Shot 2023-05-29 at 2.30.19 PM.png

Elvira Cuervo Uribe nació en Bogotá en 1941 y tuvo una niñez particular. Quedó huérfana de su madre Lily Uribe Hoyos, a los 3 años. Este doloroso acontecimiento le cambió la vida por completo. Su padre Carlos Cuervo Borda y sus 3 hermanas solteras llamadas Teresa, Julia y Clara la acogieron con el mayor cariño y generosidad. Cuando Elvira cumplió 9 años, murió su padre, y sus tías se hicieron cargo de ella en todo sentido, educación, guías morales y espirituales e inigualable ejemplo de rectitud y honestidad. Teresa (la mamá adoptiva), fue Directora del Museo de Arte Colonial desde 1941 hasta 1946 cuando fue nombrada Directora del Museo Nacional, cargo que ocupó 28 años, de manera que Elvira desde sus primeros pasos vivió en un entorno lleno de historia y de cultura. Casó muy joven con Eduardo Jaramillo Hoyos, exitoso empresario, con quién tuvo 4 hijos y actualmente tiene 9 nietos y 5 bisnietos.

Durante más de 20 años fue Presidentt de la Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá. Durante ese período, la Dirección de Patrimonio le encargó la restauración de la Quinta de Bolívar. Coordinó la investigación sobre las escrituras, los espacios, la pintura mural, las flores y los árboles del jardín. Toda la intervención realizada se ajustó a la época en que El Libertador vivió en ella. Este riguroso proceso de investigación tomó cuatro años, antes de iniciar la restauración del histórico inmueble.

Ocupó cargos públicos como la Dirección de Bienestar Social de Bogotá y la Secretaría de Educación de Cundinamarca. Fue Concejal de la Calera, Diputada a la Asamblea de Cundinamarca y Representante a la Cámara. En 1991 se retiró de la política y en 1992 fue nombrada por el Director de Colcultura Ramiro Osorio, Directora del Museo Nacional de Colombia.

Los 4 primeros años dedicó todos sus esfuerzos a la restauración integral del Panóptico, sede del Museo, con las asesorías del Museo del Louvre y del Metropolitan Museum of Art. Durante este período creó el área de educación con énfasis en la creatividad, para la explicación del arte y de la historia para los niños, sistema que aún permanece y que otros museos lo han replicado con mucho éxito.

Creó la red nacional de Museos, que agrupa actualmente alrededor de 750 museos en todo el territorio nacional. Para el efecto, previa investigación y consulta internacional, escogió un programa procedente de Canadá, para que Colombia, tenga catalogada en el Ministerio de Cultura, cada una de las piezas que albergan los museos del país. Este inventario, con las fichas técnicas y su respectiva fotografía, le ha permitido al Estado y a los ciudadanos, conocer y controlar la totalidad del patrimonio mueble existente, tanto de procedencia extranjera como nacional.

En el Museo Nacional permaneció hasta el año 2005 cuando fue designada por el Presidente Álvaro Uribe Vélez, Viceministra de Cultura y posteriormente Ministra de la misma cartra. Dado que un mínimo porcentaje de colombianos tiene la oportunidad de visitar los más importantes museos del mundo, se autoimpuso el reto de traer para ellos, por primera vez en Colombia, exposiciones de talla mundial, logrando superar todos los parámetros conocidos en el país.

Largas filas que le daban vuelta a la manzana, para ingresar a las exposiciones, hicieron evidente la avidez de nuestros ciudadanos por la cultura y el conocimiento.

Algunas de las extraordinarias exposiciones que trajo Elvira al Museo Nacional de Colombia y al Banco de la República fueron: La Colección Rau compuesta por obras de reconocidos y famosos artistas europeos; los Guerreros de Terracota procedente de Xian China; Egipto, el paso a la Eternidad; Tesoros del Arte Japonés; el auténtico Señor de Sipán; Los Vikingos, exposición originaria del Museo de Historia de Estocolmo; el Retorno de los Arcángeles procedentes de Bolivia; y de artistas como Picasso, las grandes esculturas de Henry Moore, los Grabados de Rembrandt y Sorolla en Gran Formato. Ha sido miembro de las Juntas Directivas de la Corporación Minuto de Dios, de Artesanías de Colombia, de la Fundación Orquesta Sinfónica Nacional, de la Legión de Honor de Francia, del Teatro Libre de Bogotá, de la Fundación BAT de Arte Popular, de la Fundación Mario SantoDomingo y de la Asociación de Amigos del Instituto Caro y Cuervo, entre otras. Sin embargo, ella cree que su mayor aporte al país ha sido conformar una numerosa familia con altos valores éticos y morales, en la que todos sus miembros aman a su patria, Colombia.

bottom of page